En 1956, los hermanos Raúl, Enrique y Armando Sánchez Maguiña fundan, en el distrito de Breña, un modesto taller de orfebrería. La preferencia de los clientes por la calidad de nuestros finos artículos, lleva a la empresa a evolucionar y el 12 de octubre de 1963 se constituye como sociedad anónima, y con el tiempo es reconocida como una de las empresas más importantes de orfebrería en el Perú.

   Nuestro grupo de trabajo esta conformado por orfebres con años de experiencia y talento que imprimen en cada pieza personalidad propia. Los artículos, son elaborados con plata peruana y llevan el sello Del Pilar que garantiza la calidad y compromiso con cada pieza que producimos. Contamos con una variedad de líneas y diseños, desde juegos de té, cubiertos, platos, fuentes, copas, jarrones, espejos, marcos portarretrato hasta accesorios personales. También fabricamos artículos especiales, según muestra o indicaciones de nuestros clientes.